Huerta

En mi Pato cosechamos el amor; es muy grato ver como nuestros niños siembran una semilla y al cabo de unas semanas recogen los frutos de la tierra; los niños están en contacto con el ambiente natural y descubren lo que nace, lo que crece y lo que se transforma creando así, un espacio de sensibilización como seres vivientes que compartimos un mismo planeta unidos por los valores del respeto, el cuidado y la preservación del medio ambiente.

Observando, explorando, relacionado, preguntando y sobre todo sembrando y cosechando.

También buscamos familiarizar  a los  niños y niñas con  la agricultura, con la importancia de la tierra y los alimentos que nos proporciona  para la salud, la alimentación,  la decoración entre otras,  fomentando los valores de cooperación, trabajo, solidaridad, respeto, responsabilidad, ante el calentamiento global y la contaminación.