Natación

La natación mejora las capacidades cardiorrespiratorias, favorece su alineación postural y beneficia su coordinación muscular, cuando descubre diferentes movimientos en el agua. Desarrollando así, sus capacidades sensoriales y psicomotrices dado que se conectan los dos hemisferios. Además contribuye en el desarrollo de la independencia, la seguridad y la autonomía.